Porque la derecha debe ganar

De Tirar Piedras y Otros Artes

In Opinión on 20 julio 2009 at 11:08 PM

Vestigios de Cultura

Vestigios de Cultura

Menuda sorpresa la que me llevé hoy cuando uno de mis amigos  me manifestó de la manera más tajante posible que era un fiel defensor del proyecto inconstitucional del Sr. Zelaya, tuvo el descaro de decir que aunque fuera inconstitucional, no le iba ni le venía pero que el apoyaba incondicionalmente la acción. Mi cerebro quedó en blanco por espacio de quince segundos, tratando de digerir el Scud ideológico que había sido lanzado a mis neuronas indispuestas luego de 10 horas de trabajo, a lanzar un Patriot de argumentos defensivos, este espacio me permitió escuchar más, el sujeto me presentó pruebas que reconoció eran totalmente fabricadas para incriminar a los altos mandos militares, con firmas escaneadas y toda la manufactura del caso, seguí escuchando y se me manifestó que día a día se reunía con los manifestantes callejeros a tirar piedras, sostener airado su un madero y quemar llantas.  Vale decir que mi corazón se acongojó al pensar en los ataques ideológicos que pudiera estar vertiendo este catedrático sobre sus alumnos, incitando a usar la piedra y no el papel, instando a la violencia en lugar del diálogo, sofocando su voz con gritos  en vez de ondear su pluma y escribir por todo lo alto lo malo que hay en lo que pasó,  cimentado su punto de vista en elevados conceptos emitidos por altos juristas, especializados en derecho constitucional de los cuales supongo conocerá a más de alguno.  Sin embargo, prefiere la llamada “insurrección popular”, considera que coartando la libertad de locomoción que garantiza la constitución a todos los ciudadanos, generando caos, provocando miedo, dejando crecer la barba en su rostro y portando una boina se convierte automáticamente en un revolucionario, y que contribuye a una transformación total de nuestro país.

Para analizar el tema,  incluyo las siete acepciones de la palabra revolución, según el diccionario de la Real Academia Española:

revolución.

(Del lat. revolutĭo, -ōnis).

 1. f. Acción y efecto de revolver o revolverse.

 

 2. f. Cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación.

 

 3. f. Inquietud, alboroto, sedición.

 

 4. f. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa.

 

 5. f. Astr. Movimiento de un astro a lo largo de una órbita completa.

 

 6. f. Geom. Rotación de una figura alrededor de un eje, que configura un sólido o una superficie.

 

 7. f. Mec. Giro o vuelta que da una pieza sobre su eje.

 

 

Para efectos de estudiar si lo que mi amigo hace en realidad es una verdadera revolución me parece que competen únicamente las acepciones del 2,3 y 4. Probablemente lo que el hace o intenta hacer si es una revolución porque planea un cambio violento de las instituciones políticas de la nación, asumo que cada piedra cuenta, cadra vidrio quebrado, y pared pintada suma a este fin. Probablemente tambien se ajuste a la acepción número 3, ya que intenta generar inquietud, alboroto y sedición, y dependiendo de su punto de vista, tambien intenta provocar un cambio rápido y profundo, no pienso discutir la validez de este cambio o que tan profundo llegue. Aún así considero que de acuerdo a los buenos oficios del idioma Español, el sujeto de estudio, mi amigo, el alto directivo universitario es un revolucionario!.

 

Tire al menos una piedra y sea revolucionario y como estamos en promoción del 2 x 1, proteja o consiga según sea su caso, la  “chamba” cuando el Burrócrata vuelva al poder por las buenas o por las malas, los que no tiramos piedras, sino que afilamos la pluma cada vez que tenemos que decir algo continuaremos esperando que pasen del inciso 2 y 3 al 4, y que generen cambios profundos y radicales en los dirigentes de este país, si el títere “bigotudo” no regresa al poder, espero que sus piedras calen siquiera en la consciencia de esta tierra que será abandonada a su suerte por cambio en los vientos ideológicos en América. Si la derecha estuviera en el poder, otra sería la historia, sin embargo la Roma moderna retrasa sus fronteras cada día más, pide disculpas por sus glorias y tiene un bárbaro como emperador.

Nuestro temor debe ser superior ante las piedras intelectuales,  que rumbo lleva nuestra Honduras si sus hombres cultos prefieren lanzar piedras en lugar de generar cultura, que rumbo tiene esta Honduras, deberíamos seguir con la corriente que lanza piedras o con la que huye de este país hacia horizontes más al norte?.  Para los que tienen visas, aprovechen mientras puedan y salten antes de que el barco se hunda, grave cosa es tener hombres estudiados que prefieren la violencia al diálogo.

 

 O definitivamente estoy en un error y tirar piedras es un arte revolucionario?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: